jueves, agosto 12, 2010

En London


Con empujoncito de Pi, retomo el blog... poco a poco me voy abriendo mi camino aquí en Londres. El curro, mi habitación, decorar la habitación, comprar café y té, sal y azúcar... cosas mas o menos grandes así escritas pero que tienen mucha importancia. Por primera vez tengo mi habitación, mi propia habitación. Con un empujoncito de Fay y otro de mis padres, he ido saliendo adelante, y ahora tengo mi espacio. Estoy sentada en la cama con el ordenador y veo en el espejo del lavabo reflejados mis banderines tibetanos... El símbolo de por qué estoy aquí. Me gusta pensar en todo como consecuencia de otras cosas, y Londres es consecuencia de la India, que fue consecuencioa del Barco, que fue consecuencia de Irlanda... Todas las cosas pequeñas o grandes nos hacen ir hacia donde estamos y por eso me gusta mirar hacia adelante y no saber hacia dónde me dirige esto.
Trabajo en un lugar llamado Salad Factory. Por las mañanas desde muy pronto corto cosas en cachitos (ya casi no me corto nada): verduras, queso, pollo... y lleno unas cajitas de plástico con todo eso, para luego servir las ensaladas a la hora de la comida. Después normalmente me voy a hacer entregas, andando o en metro, y después sirvo ensaladas a la gente. Mi vida aquí es bastante tranqui. Poco a poco voy conociendo a mis compañeros de casa. Vivo en una casa en la que hay 12 habitaciones. El edificio es antiguo, de 3 pisos, y la fachada está pintada de azul clarito. Mi habitación tiene un ventanal enorme que da a una especie de tejado, al que se puede salir. Es guay.
Vivo en Bethnal green, justo en el cruce con Brick Lane, que es increible. Está llena de restaurantes de comida India (desgraciadamente no del sur) y de tiendas de ropa antigua, y de todo tipo. Los domingos ponen un mercado en el que venden de todo (ahí he comprado mi sisha) y ponen unos puestecillos de comida de todos los paises. Uno de los lugares a los que quiero ir es un restaurante de comida rápida que está dentro de un autobús rojo, de esos típicos londinenses. En las paredes de Brick Lane hay muchísimos grafittis, y por la calle todo es una mezcla de turistas, indios y árabes... pocos ingleses... jejeje
Por la ventana puedo ver niños de todos los colores jugando en la pista de fútbol que hay justo debajo o señoras con velo o burka paseando.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Joé, ya era hora...!!!! :D
Como siempre la pekeña Blan haciéndose huequito allá donde va, es genial!!

Pi.

Te echo de menoooossssss!!!!

Gui dijo...

Me uno a la alegría de que retomes el blog... asi nos enteramos de que te sucede más a menudo, que la porquería del libro de caras ese pufero no es suficiente.

=)

aralia* dijo...

Didi, muá*

XAdRiX dijo...

Hi??

Pi.

Adriana Aguilar dijo...

Vuelves?? A esto digo..