sábado, mayo 09, 2009

Azul

Biblioteca de informática en algún momento de esta mañana, la falta de café empieza a notarse y doy la primera cabezada. Me sobresalto: no puede ser. Pero parecía tan real... segunda cabezada, vuelvo a ver ese salón, con un ventilador y un peluche del coyote. Tercera cabezada, se oyen los niños y ya no tengo dudas, es el salón de la ciudad de los Ángeles. Cuarta cabezada, una mirada profunda, de color azul. Me pregunto a mi misma si quiero que haya una quinta cabezada o no (al fin y al cabo, hay mas gente en la biblioteca). Me resigno a volver a la realidad y consigo fijar la vista en el ordenador.


(¡Gracias Adri por mi foto modificada! :D)

4 comentarios:

aralia* dijo...

A veces, esas cabezadas nos dan la vida ;)

Anónimo dijo...

ZzzZzzzzZZzzzZZzZzZzZzZZZZZzzzz...no dejes de soñaaar!!!
Pi.

Anónimo dijo...

Uhhhhm es q de repente me vino a la cabeza el hola mundo (las drogas me están matando :p) y me acordé de vosotros además...

XAdRiX dijo...

NO TE SALVES

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo

Mario Benedetti.